Recuerdos en español

Popular regional mexicano

Baladas en español e ingles

Urbana

Oldies hits

Pop Urbano

Variado pop tropical latino

Pop baladas

Pop rock alternativo

Urbano Tropical

Electro pop

Banda/Grupera

Sharon Stone pagó el sueldo de Leonardo DiCaprio en “Rápida y Mortal” cuando nadie apostaba por él

El libro de Sharon Stone, “The Beauty of Living Twice”, ya está a la venta y no para de causar revuelo. Las memorias de la actriz incluye episodios dramáticos, como la confesión acerca de los abusos sexuales que sufrió ella y su hermana por parte de su abuelo. También revela varios asuntos ligados a Hollywood, y uno relacionado con Leonardo DiCaprio ha llamado bastante la atención.

Sharon Stone actuó y firmó como productora de la película “Rápida y Mortal”, dirigida por Sam Raimi, en 1995. Lo que no se sabía hasta ahora, es que tuvo que lidiar con ciertos problemas que se llevo al territorio personal, debido a una confrontación de ideas con el estudio.

La actriz cuenta en su libro que ella pagó el sueldo de DiCaprio de su propio bolsillo, ya que el estudio TriStar Pictures prefería fichar a un actor más conocido de la época para el papel, publica Indie Wire.

“Este chico llamado Leonardo DiCaprio fue el único que clavó la audición. En mi opinión, él fue el único que entró y lloró, suplicando a su padre que lo quisiera, mientras moría en la escena”, relata Stone.

Stone recuerda que el estudio le preguntó: “¿Por qué un desconocido, Sharon? ¿Por qué siempre te estás disparando a ti misma en el pie?”. Aunque DiCaprio no era un intérprete consolidado en la época, la actriz recalca haber visto algo en él, algo en lo que no se equivocaba.

“El estudio me dijo que si lo quería tanto, podía pagarle con parte de mi propio salario. Así que eso hice”, cuenta Stone. La actriz también tuvo que luchar por el director Sam Raimi porque los proyectos anteriores del cineasta como “Guerrero de las sombras” provocaban recelos en TriStar Pictures. Stone jugó entonces la carta de que Raimi “trabajaría casi gratis como incentivo” y funcionó.

“Conseguir ser productora como actriz consistía a menudo en un ‘acuerdo de vanidad’, te pagaban por el puesto pero te tenías que callar y apartarte de su camino”, asegura Sharon, que sin embargo quiso usar este poder para luchar por el talento en el que creía: “Les dije que no aceptaría ese ‘acuerdo de vanidad’. Eso trajo mucho silencio y no mucha alegría al otro lado”.

Foto: TriStar Pictures.