Recuerdos en español

Popular regional mexicano

Baladas en español e ingles

Urbana

Oldies hits

Pop Urbano

Variado pop tropical latino

Pop baladas

Pop rock alternativo

Urbano Tropical

Electro pop

Banda/Grupera

Repartidor quedará marcado para siempre por defender a una adolescente: “Lo volvería a hacer”

“¿Si lo volvería a hacer? Seguro”. Michele Dal Forno, de Verona, Italita, responde rápidamente, sin detenerse a pensar ni un momento. No piensa en las vendas que le cubren el rostro, ni en ese corte que que le cruza el pómulo izquierdo de la nariz hasta casi la oreja. Tampoco en el adolescente de 16 años que ahora está en la cárcel y que hasta hace unos días se hacía pasar por un matón de barrio, paseando por el centro con aire desafiante y un cuchillo en el bolsillo.

Fue este adolescente quien le cortó la cara a Michele cuando defendió a una estudiante que estaba discutiendo con dos menores. El joven, que pronto se graduará, estaba trabajando en ese momento de repartidor de comida.

El corte que le hizo uno de esos menores le dejó una cicatriz en la cara para siempre. “Creo que se necesitaron unos sesenta puntos. También me cortó un pedazo de la nariz y los médicos dicen que la cicatriz quedará pero que la cirugía, hoy en día, puede hacer grandes cosas. Eso espero…”, contó Michele al diario Corriere.

“Acababa de entregar las pizzas en un departamento y me dirigí a pie hasta el punto donde había estacionado la moto. Debían ser las 20:30 de la noche. Escuché voces alteradas y me fijé en una niña, a la que solo conozco de vista, discutiendo con dos adolescentes bastante amenazantes, que le gritaban”, relató.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Claudia Gerini (@geriniclaudia)

“No podía irme. Me acerqué, la saludé y le pregunté si necesitaba ayuda. Ella respondió que todo estaba bien pero obviamente estaba muy asustada. De todos modos, uno de los dos se acercó a mí y empezó a caminar a mi alrededor, insultándome y repitiendo que tenía que volver a entregar las pizzas y ocuparme de mis propios asuntos”, detalló. El repartidor se quedó quieto, sin reaccionar. “Solo le pregunté qué tenía para mirarme así y mientras tanto escuché a la chica llorar y decir que tenía miedo y rogarles que me dejaran en paz. Quizás ya había entendido cómo terminaría…”, explicó.

Fue en ese momento que el otro chico, de ascendencia albanesa, se acercó al joven de 21 años. “Tenía las manos en los bolsillos. Le dijo a su amigo: ‘No te preocupes, yo me encargo’. Cuando estuvo a un metro de distancia, sacó el cuchillo y de un golpe me cortó la cara. Todo fue muy rápido, ni siquiera tuve tiempo de darme cuenta de que estaba armado”, recordó. Los dos chicos huyeron inmediatamente dejando a Michele con el rostro lleno de sangre y la chica llorando.

El agresor fue detenido y está en la prisión de menores. “No puedo explicar cómo es posible que un chico de esa edad vaya con un cuchillo en el bolsillo, listo para atacar a extraños con toda esta violencia”, reflexionó Michele.

“No me siento como un superhéroe, pero sé que lo volvería a hacer: si una persona más débil está en dificultades, lo correcto es intervenir”, concluyó el joven.

Foto: Corriere.