fbpx

Recuerdos en español

Popular regional mexicano

Baladas en español e ingles

Urbana

Oldies hits

Pop Urbano

Variado pop tropical latino

Pop baladas

Pop rock alternativo

Urbano Tropical

Electro pop

Banda/Grupera

Estudio asegura que empezamos a envejecer a los 34 años

Pareciera que hoy en día nadie quiere llegar a viejo. Ya sea porque en muchos países del mundo las pensiones no alcanzan para vivir o simplemente porque hay una creencia errónea de que para triunfar en la vida hay que tener cierta apariencia física.

Sea la razón que sea, lo cierto es que nadie quiere envejecer o llegar a la llamada tercera edad. Pero un reciente estudio, señala que el “envejecimiento” ocurre mucho antes de lo que se pensaba.

Según una investigación de la Universidad de Stanford en California, la edad en que el cuerpo llega al fin de su juventud biológica y empieza a envejecer es a los 34 años, según señala El País.

En el estudio, se tomó la muestra de sangre de 4.300 voluntarios, de 18 a 95 años, en el que se analizó el plasma y su composición. Ahí se pudo determinar que la cantidad de ciertas proteínas comienzan a variar en determinados momentos de la vida.

Según la investigación, hay tres momentos claramente perceptibles: los 60 y los 78 años. Sin embargo, se identificó que antes de eso existe un cambio y ocurre justamente a la edad de 34 años.

A los 60 y 78 años no hay nada que salga de lo conocido, donde las funciones de los distintos órganos del cuerpo comienzan a fallar, como también la capacidad cognitiva del cerebro y la resistencia de los huesos, entre otras cosas.

Pero el dato de que a los 34 años es el fin de la juventud biológica, es una información que no se manejaba hasta ahora. El autor principal del estudio, Benoit Olivier Lehallier, junto con sus colegas han desarrollado lo que han bautizado como un “reloj proteómico”, pensado para calcular la edad biológica de una persona basándose en los niveles de 373 proteínas.

La presencia (o ausencia) de este grupo de proteínas, tiene relación con la edad biológica del ser humano, la que muchas veces no se condice con la edad que muestra el carnet de identidad.

El estudio de estas proteínas y la relación que tienen con el envejecimiento, podría ayudar a entender por qué ciertas personas no representan la edad que tienen o por qué en ciertas partes del mundo las personas tienen mayor esperanza de vida.

Foto: Shutterstock